Los 8 Errores Frecuentes en Asuntos de Herencia

Después del fallecimiento de un ser querido, cuando te conviertes en heredero, es crucial seguir una serie de acciones y procesos para llevar a cabo la distribución de la herencia. La falta de cumplimiento de estos pasos, ya sea por falta de organización, planificación insuficiente o desconocimiento, puede conducir a problemas significativos y costosos que podrían haberse evitado.

En nuestro bufete, nuestro equipo de abogados especializados en herencias ha compilado una lista de los 8 errores más comunes en asuntos de herencia, aquellos con los que nuestros clientes con más frecuencia se encuentran.

Lo que Descubrirás Aquí:

Los 8 errores más comunes al enfrentarse a una herencia

Ya sea por desorganización, falta de planificación o desconocimiento, los herederos a menudo se enfrentan a problemas que podrían haberse solucionado si hubieran tenido conocimiento de ellos a tiempo. Estos problemas pueden desencadenar conflictos y enfrentamientos con consecuencias costosas, evitables tomando medidas a tiempo.

Entre los muchos desafíos a los que se enfrentan nuestros abogados, destacamos los 8 errores más comunes para que puedas evitarlos o manejarlos de manera efectiva.

1. Liquidación del impuesto de sucesiones

El impuesto de sucesiones es un tributo directo y progresivo que debe pagar la persona que recibe una parte de la herencia. Cada Comunidad Autónoma tiene su propio baremo para determinar el impuesto.

Es un error común entre nuestros clientes no informarse sobre el plazo límite para pagarlo, que es de 6 meses desde la fecha del fallecimiento, con la posibilidad de solicitar una prórroga de 5 meses. Pasar este plazo resulta en una infracción tributaria con sanciones proporcionales al monto heredado.

2. Actos que impliquen la aceptación de la herencia

En algunas ocasiones, un heredero puede realizar acciones de disposición o administración de la herencia antes de aceptarla formalmente. Estos actos pueden malinterpretarse como una aceptación tácita de la cantidad heredada.

Es importante destacar que la liquidación de impuestos no constituye una aceptación, ya que es un cumplimiento de obligaciones sucesorias derivadas de la herencia.

3. Acudir al beneficio de inventario demasiado tarde

Optar por el beneficio de inventario implica aceptar las deudas y obligaciones de los bienes heredados solo hasta el límite de los propios bienes.

Este beneficio debe solicitarse en un plazo de 30 días desde el fallecimiento o desde que se tiene conocimiento de él. No hacerlo dentro de este plazo impide continuar con esta opción.

4. No solicitar certificados de seguros de vida

Los herederos a menudo pasan por alto la posibilidad de que el fallecido haya contratado un seguro de vida. Las compañías de seguros deben proporcionar certificados con información relevante sobre los seguros del difunto.

Contar con esta información es crucial para el reparto adecuado de los bienes.

5. Retrasar la liquidación de sociedades gananciales

Después del fallecimiento de un cónyuge, es común que los herederos esperen hasta el fallecimiento del otro para distribuir los bienes comunes. Este error puede conducir a problemas al determinar qué bienes son gananciales y cuáles son privativos.

Aconsejamos a nuestros clientes determinar el patrimonio de cada cónyuge para evitar complicaciones.

6. No solicitar movimientos bancarios

El Tribunal Supremo permite a los herederos solicitar los últimos movimientos en las cuentas del fallecido para conocer cualquier disposición del patrimonio que afecte a la herencia.

Esto es esencial para evitar problemas relacionados con la colación en la herencia.

7. No acudir al juzgado cuando no hay acuerdo

Cuando no es posible llegar a un acuerdo entre los herederos para realizar un reparto organizado, es aconsejable acudir a un juzgado que divida las partes de la herencia.

No hacerlo puede resultar en problemas mayores que requieran la intervención de un contador partidor.

8. No computar gastos

Con frecuencia, se pasan por alto los gastos necesarios, como los derivados de una enfermedad o los relacionados con el entierro y el funeral.

Los beneficiarios de la herencia deben hacerse cargo de estos gastos, y no tenerlos en cuenta puede afectar la distribución justa de la herencia.

En resumen, estos son los 8 errores más comunes en asuntos de herencia a los que nos enfrentamos regularmente. Esperamos haber aclarado cualquier duda sobre este tema y estamos aquí para ayudarte en cualquier consulta legal que puedas tener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mensaje enviado correctamente,
en breves nos pondremos en contacto.